19
Jun
10

Sábado 19 de junio.

Costó unos segundos entrar en clima, pero pronto todos se sumaron. La mayoría de pie, con ambas manos juntas apoyadas sobre el vientre. Lauribal miraba al cielo, con su mano derecha recostada sobre el lado del corazón. Como si fuera un director de orquesta, Oscar seguía con sus brazos el ritmo de la música. Después abrazó a Cecilia y Marco, y los tres formaron un coro casi perfecto frente a la mesa de los micrófonos. Hasta el guardia de seguridad, seguramente sorprendido, se arrimó al salón y empezó a cantar. Eran las doce del mediodía. El himno nacional sonó en Vilardevoz en honor a la fecha patria por el Natalicio de José Artigas. Un momento de respeto y emoción.

El aniversario del nacimiento del prócer había sido comentado desde temprano. Incluso antes de la salida al aire, cuando se charlaron varios temas con los primeros participantes que llegaron a la radio. Roberto asistió invitado por Diego. Leo habló poco y comentó que estaba un poco fuera de foco porque había llegado tarde a la reunión del sábado anterior. Juan Carlos comentó anécdotas de su trabajo como cuida-coches en el estacionamiento de Barraca Europa. Oscar Britos (con varios libros, fixtures y revistas sobre el mundial) reflexionó sobre la victoria celeste y, principalmente, acerca del momento actual de Vilardevoz: “Si se va uno, por lo que sea, no podemos caernos todos”.

Con valentía y superando su aparente desinterés por salir al aire, Leo se animó a abrir la programación del sábado en la “mesa de bienvenida”. Saludó, presentó a sus compañeros de mesa y listo. Se paró y siguió la emisión desde la fonoplatea. Gran mérito, igual. Oscar tomó la posta y recordó que se conmemoraba el fallecimiento de Pablo Estramín. Marco reflexionó sobre la muerte del escritor portugués José Saramago, y Ruben leyó algo breve, con voz tan baja que apenas pudo escucharse.

Mientras, en la fonoplatea Condor hacía de las suyas. A donde va, alborota. Hizo un par de comentarios en voz alta, y no se mantuvo quieto. A modo de anécdota graciosa contó historias sobre su consumo reciente de “pasta y porro” y sus contactos con “la jefa de la boca”. “Y bueno, tengo que divertirme”, dijo en diálogo con una de las coordinadoras, a la que no le sonó gracioso el comentario. Condor se paró y se fue. Y se fue en serio, pues no se lo volvió a ver en toda la mañana.

El primer programa lo hizo Ruben. Se sentó y quedó casi inmóvil al lado del micrófono. Para hablar no se sacó ni el saco marrón, ni el gorro de lana verde, ni siquiera la mochilla que tenía sobre su espalda. Saludó y en un tono muy bajo, dijo: “Conseguí una revista de pesca. Parece que está saliendo merlo y pejerey en Laguna de Sauce, con embarcación. Es lo único que tengo para decir”. Melodía musical y pausa.

Después siguió Carlos con “Variedades” y Miguel con “La realidad es un sueño”. En “Historias de vida”, Alejandra comentó que estaba angustiada porque había perdido a su esposo. Oscar repasó uno por uno, y con lujos de detalles, todos los resultados del mundial, y otros datos del mundo deportivo. Lauribal, vestido a lo Elvis Presley, leyó la Biblia durante varios minutos, y Marco condujo su habitual espacio “La pluma encendida”. A media mañana llegó Eduardo.

La fonoplatea se fue llenando. El sol entibió en algo una mañana bastante gélida. A lo largo de la transmisión, Carlos asumió el rol de locutor principal aprovechando la ausencia de otros referentes en la materia. Demostró sus dotes: habló con naturalidad, presentó los distintos programas, leyó varios avisos y repitió sus clásicas frases esperanzadoras. Se mostró contento y agradecido por la oportunidad.

En “Divagando en el eter” Juan Ramón le hizo caso al nombre de su programa.  Luego llegó el espacio de Diego Venancio, que estuvo bastante picado. Arrancó improvisando un horóscopo y luego derivó para las recetas. Miguel se sumó y contó una “receta para no consumir”: “Mate con miel. Te quita las ganas de consumir, sobre todo la pasta”. Para rematarla, Diego Venacio sorprendió a todos con una imitación perfecta de la voz del pato Donald.

Después llegó el momento de cantar el himno, y al final dos programas más: Ademar reflexionó sobre el día del abuelo y el abandono que sufren las personas mayores. Rossana en “Brotes de realidad” contó emocionada el reencuentro con su hija. Para cerrar volvió Diego Venacio y el Pato Donald para darle un cierre de lujo a la transmisión. Gra-cio-sí-si-mo!

Hoy tuvimos además la grata visita del padre de nuestro operador Víctor y la vuelta de Pamela que nos dio su cariño y afecto durante la mañana.

Por Sebastián Rebellato


1 Response to “Sábado 19 de junio.”


  1. julio 17, 2013 en 10:10 pm

    Hi, I do believe this is an excellent blog. I stumbledupon
    it 😉 I will come back yet again since i have book-marked it.

    Money and freedom is the best way to change, may you be rich and continue
    to guide other people.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Archivos

Calendario

junio 2010
L M X J V S D
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

A %d blogueros les gusta esto: